La hipoacusia es una de las afecciones más comunes en el hombre moderno, desde hace algunas décadas. Engloba la disminución y pérdida total de la capacidad de audición en los oídos, debido a distintos factores. Se presenta en muchos diferentes grados, y puede ser detectada en básicamente cualquier etapa de la vida, por lo que se considera una enfermedad que no respeta edad ni circunstancias sociales. La hipoacusia puede ser unilateral (cuando la pérdida de audición es únicamente de un oído) o bilateral (cuando es de los dos oídos).

Hay muchas causas por las que el oído pierde su sensibilidad auditiva, y las cuatro principales son:

  • Una lesión que cause el deterioro o traumatismo parcial, o total del oído interno.
  • Las infecciones tratadas por medicamentos ototóxicos (dañinos al oído) como gentamicina, estreptomicina y neomicina.
  • Uso prolongado de fármacos en quimioterapias, como ciclofosfamida, cisplatino, bleomicina y carboplatino.
  • Exposición a ruidos constantes y muy fuertes


Los niveles de hipoacusia se clasifican en los siguientes:

Audición normal, se pueden escuchar sonidos arriba de 20 dB

Hipoacusia leve, entre 20 dB y 40 dB

Hipoacusia moderada, entre 40 dB y 70 dB

Hipoacusia severa, entre 70 dB y 90 dB

Hipoacusia profunda, arriba de 90 dB (pérdida total de audición) 

  

    Si quieres conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: ales@aparatos-auditivos.com